Cuando tu recibo de luz llega, tal vez resignado solo pienses “otra vez llego el momento de pagar esto”, tu mirada se dirija a la frase “Total a pagar” y te centres en el gran número marcada con negro, llevas tu mirada más abajo y únicamente observas un sin fin de letras y numeritos que en realidad no entiendes del todo. ¡Eso se acabó!

Nosotros nos encargaremos de explicarte todo lo que tienes que conocer acerca de tu recibo, para que al mirarlo sepas exactamente qué es lo que estás pagando.

 

Primero, cada bimestre debe llegar a tu hogar un hojita mediana que luce así: 

Empezaremos de arriba hacia abajo, en la primera sección encontraremos los datos principales tales como tu nombre, la dirección del domicilio y la entidad federativa del estado en donde se recibe el servicio. Debajo de ese cuadro, se encontrará el número de servicio, con el cual la CFE te identifica en su sistema para cualquier duda o aclaración, aún más abajo de ello, se encontrará el tipo de tarifa que tengas y el número de medidor con el que cuentes. En el lado derecho de tu recibo se encontrará el temido total a pagar, el periodo facturado, tu límite de pago y el corte. 

Al momento de cotizar tus paneles, nosotros solicitamos los datos más importantes de la sección anterior, como tu tipo de tarifa y tu costo total a pagar, esto nos ayuda a saber si al adquirir paneles solares te será redituable o equivalente a lo que pagas habitualmente de luz. Normalmente, quienes tienen mayor necesidad de solucionar los altos costos de su recibo, son quienes se encuentran en la tarifa DAC, pues por lo regular pagan una cantidad mayor a $4000 bimestrales.

Si aún no sabes a que nos referimos con eso de la tarifa DAC o si ya estás en ella y no sabes como salir, te invitamos a leer nuestro blog ¿Qué es la tarifa DAC y cómo salir de ella?

Si tu aspiración no va por ese camino, sino por el ámbito ecológico los paneles solares son la herramienta indicada para lograr ese cambio.

 

En la segunda sección, se encontrarán tus datos de facturación, el desglose de las lecturas de consumo, el consumo total durante el periodo facturado y el medidor de apoyo gubernamental, con la leyenda “Este gráfico refleja tu nivel de consumo. A menor uso, mayor apoyo”.

En la tercera sección, se encuentran avisos informativos por parte de la CFE, gráficos publicitarios o invitaciones a apps.

Las últimas secciones se dividen en partes, la primera de estas es el costo de la energía, en donde se integran todo los costos del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) y la aportación gubernamental a tu tarifa.

¿Qué es el MEM?

Desde antes de que se creará la reforma energética, la CFE era el único que compraba y vendía energía para todo el país, una vez que esta se creó, nació el Mercado Eléctrico Mayorista, con el objetivo de vender energía a precios más competitivos y en diferentes presentaciones. Una vez que entró en vigor, se han dado permisos y certificaciones para diversos productos y medios que ofrezcan energía, potencia, energía limpia, servicios conexos y derechos financieros de transmisión para compren y vendan energía siempre y cuando se adhieran al sistema eléctrico nacional.

En el lado derecho, en el siguiente recuadro, se encuentra desglosada la información del importe a pagar y todos los cargos que se hacen para llegar al total.


En la última sección, se encuentra el Talón de caja, el cual contiene un código QR con toda la información necesaria en caso de escaneo, el código de barras para el cobro y tu total a pagar, este talón es desprendible y se entrega al cajero en caso de pago en ventanilla y banco.

En la parte reversa de tu recibo está la información más importante que necesitas para conocer el historial de tu consumo eléctrico,  empezaremos a desglosarlo poco a poco.

En la primera sección, se encuentra el historial de consumo el cual se representa en una gráfica en donde se puede observar tus consumos realizados por meses de los últimos dos años. 

Eso nos lleva a la siguiente sección, los datos del período de facturación, esto quiere decir que son los kwh utilizados por bimestre en un periodo de 12 bimestres.

Otro dato importante que nosotros solicitamos a parte de tu tarifa y la cantidad a pagar, es tu historial y tu consumo en kw de manera anual, con ello podemos saber cuales son tus hábitos eléctricos y así poder ofrecerte la potencia, energía y el sistema ideal de paneles solares que realmente necesitas para abastecer todo lo que usas.

De igual manera en el reverso aparecen datos relevantes para ti como información de donde pagar o alguna publicidad referente al consumo eléctrico.   

Los datos fiscales vienen en la siguiente sección y esto únicamente es el sello digital de la facturación por si se requiere escanear.

Debajo de esto, aparecen las instituciones o recursos en donde pueden atender quejas, en las que están la propia CFE, la Procuraduría Federal del consumidor (PROFECO), Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Secretaría de Energía (SENER).

Los últimos recuadros se centran más en avisos importantes relacionado con el  consumo de energía eléctrica y los canales de atención para pagar la luz.   

Ahora que ya sabes las partes de tu recibo de luz, tienes todas las herramientas para saber que es lo que realmente estás pagando.

Definitivamente con nosotros conocerás cuál es el sistema solar que necesitas de acuerdo a tu consumo anual de luz para que ahorres hasta un 95% en tus próximos recibos. Además, queremos demostrarte porqué somos la empresa de paneles más grande y confiable de México.

Pregunta por nuestros equipos y descubre porque ser Solar4u, es la mejor opción.

Fuente: https://www.cfe.mx/Casa/InformacionCliente/Pages/Conoce-tu-recibo.aspx

 

Quizás también te pueda interesar:

 MITOS Y REALIDADES DE LOS PANELES SOLARES

¡PAGA MENOS PREDIAL TENIENDO PANELES SOLARES! 

¿SABES TODO ACERCA DE LAS TARIFAS CFE? CONOCE MÁS AQUÍ

¿POR QUÉ SOLAR 4U?

¿QUÉ ES LA TARIFA DAC Y CÓMO PUEDO SALIR DE ELLA?

¿QUÉ ES LA CERTIFICACIÓN TIER 1?

Share This